Buen liderazgo en una empresa

Buen liderazgo en una empresa

Habilidades de liderazgo

Los líderes eficaces se interesan personalmente por el desarrollo a largo plazo de sus empleados y utilizan el tacto y otras habilidades sociales para animarles a dar lo mejor de sí mismos. No se trata de ser "simpático" o "comprensivo", sino de aprovechar las motivaciones individuales en aras de promover un objetivo de toda la organización.

El aspirante a analista del liderazgo suele estudiar la popularidad, el poder, la espectacularidad o la sabiduría en la planificación a largo plazo. Pero ninguna de estas cualidades es la esencia del liderazgo. El liderazgo es la consecución de un objetivo a través de la dirección de asistentes humanos, un logro humano y social que se deriva de la comprensión del líder de sus compañeros de trabajo y de la relación de sus objetivos individuales con el objetivo del grupo.

Para tener éxito, los líderes deben aprender dos lecciones básicas: Las personas son complejas y las personas son diferentes. Los seres humanos no sólo responden a la zanahoria y el palo tradicionales, sino también a la ambición, el patriotismo, el amor por lo bueno y lo bello, el aburrimiento, la duda y muchos otros deseos y emociones. Una persona puede encontrar satisfacción en la resolución de problemas intelectuales, pero puede que nunca tenga la oportunidad de explorar cómo esa satisfacción puede aplicarse a los negocios. Otro puede necesitar una relación amistosa y de admiración y puede verse constantemente frustrado por el hecho de que su superior no reconozca y aproveche esa necesidad.

Características de un buen líder

Se ha dicho que sin liderazgo, todos los demás elementos de la empresa permanecen inactivos. Los líderes fuertes pueden ayudar a una organización a maximizar la productividad y alcanzar los objetivos empresariales, mientras que un liderazgo débil puede perjudicar la productividad y poner en peligro la salud de la empresa. El liderazgo no es una característica general que cure todos los males, sin embargo, hay muchos elementos diferentes que deben estar presentes para que el liderazgo de una organización se considere adecuado.

  Inteligencia artificial en las empresas

También hay que tener en cuenta que existen muchos estilos de liderazgo eficaces -y no eficaces-. El hecho de que un directivo sea jovial y otro sea refinado no significa que uno de los dos estilos sea más eficaz que el otro. Para calificar las capacidades de liderazgo de los directivos de su organización, tenga en cuenta lo bien que hace cada uno de ellos lo siguiente.

Los directivos deben ser capaces de proporcionar orientación y consejos significativos a los empleados. Si es necesario, los directivos deben ser capaces de mostrar a los empleados cómo realizar sus tareas laborales de manera más eficiente y eficaz. También deben ser capaces de proporcionar el apoyo que los empleados necesitan para crecer y desarrollarse.

Liderazgo exitoso

La mayoría de las empresas tienen una visión de dónde les gustaría estar en el futuro y cómo les gustaría ser percibidos por los clientes, las partes interesadas y la comunidad en general. A veces, ambas cosas pueden perderse en el día a día de la empresa, pero un líder fuerte se asegurará de que el personal recuerde la visión y los valores de la organización y de que los ponga en práctica en sus acciones diarias.

  Organizacion interna de una empresa

Las empresas no son nada sin su personal. Reclutar constantemente consume tiempo y es costoso, por lo que aumentar la moral para ayudar a retener al personal es importante para el éxito de una empresa. Una plantilla feliz y contenta, que se sienta apreciada e implicada en la trayectoria de la empresa, tendrá más probabilidades de mantenerse fiel a la misma, al tiempo que alcanzará los objetivos de productividad, algo que un líder fuerte se encargará de conseguir. Una combinación ganadora para cualquier organización.

Cuando se toman grandes decisiones empresariales, como una nueva estrategia o un cambio de dirección, es importante asegurarse de que todos los miembros de la empresa estén informados, para reducir el riesgo de mala comunicación. Un líder fuerte se asegurará de que la comunicación efectiva llegue a todo el mundo a través de correos electrónicos o reuniones de personal, y escucharla de un punto de autoridad disipará cualquier duda sobre si la noticia es cierta o no.

Importancia del liderazgo

Un mal liderazgo también se puede sentir en toda la organización, sólo que no en el buen sentido. La cultura corporativa se convierte en un término sin sentido en el que los líderes afirman que existe mientras los empleados sacuden la cabeza con frustración. Hay una falta de comunicación clara y coherente de la dirección a los empleados. Como resultado, la oficina se rige por la rumorología, la política y el juego. Los empleados no saben cuáles son las metas y los objetivos de éxito de la empresa y no tienen ni idea de cómo encajan en ese panorama, ni cuál es su nivel de importancia para conseguirlo. Las decisiones sobre ascensos no se basan en la integridad o el talento, sino en quién puede hablar mejor o quién se considera menos amenazante para el equipo de liderazgo actual. A los empleados se les enseña a jugar sucio contra sus compañeros de trabajo para salir adelante viendo como es recompensado continuamente por el liderazgo, lo que lleva al síndrome de la langosta de destrozarse unos a otros en toda la organización. El resultado de un mal liderazgo es una moral baja, una alta rotación de personal y una disminución de la capacidad de tener un éxito sostenible.

  Analisis pestel de una empresa
Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad