Inteligencia emocional en la empresa

Inteligencia emocional en la empresa

Inteligencia emocional organizativa

Daniel Goleman, autor del libro de 1995 "Inteligencia emocional", explicó en su popular artículo de la Harvard Business Review "¿Qué hace a un líder? "No es que el coeficiente intelectual y las habilidades técnicas sean irrelevantes. Sí importan, pero principalmente como "capacidades de umbral"; es decir, son los requisitos de entrada a los puestos ejecutivos".

Un líder con una elevada inteligencia emocional probablemente sea más eficaz en sus funciones: comunicación, resolución de problemas y gestión, porque tiene las habilidades primarias necesarias para desempeñar su trabajo y también una comprensión más profunda de sí mismo, de su equipo y de cómo sus palabras y acciones repercuten en el éxito.

La teoría de la inteligencia emocional fue introducida a principios de los años 90 por dos destacados psicólogos, Peter Salovey y John D. Mayer. En 1995, el periodista científico y autor Daniel Goleman relacionó la teoría con el liderazgo empresarial, consolidando su lugar en la conversación principal y en la educación para el liderazgo, con el libro titulado Emotional Intelligence.

Inteligencia emocional profesional

A estas alturas, la mayoría de los ejecutivos han aceptado que la inteligencia emocional es tan crítica como el coeficiente intelectual para la eficacia de un individuo. Pero gran parte del trabajo importante en las organizaciones se realiza en equipo. Una nueva investigación revela cómo es la inteligencia emocional a nivel de grupo y cómo conseguirla.

  Ataques de ciberseguridad a empresas

¿Cómo consigue IDEO, la célebre empresa de diseño industrial, que sus equipos produzcan sistemáticamente los productos más innovadores bajo una intensa presión de plazos y presupuestos? Centrándose en la inteligencia emocional de sus equipos, esa poderosa combinación de habilidades de autogestión y capacidad para relacionarse con los demás.

Muchos ejecutivos son conscientes de que el cociente emocional es tan importante como el coeficiente intelectual para la eficacia de un individuo. Pero la inteligencia emocional de los grupos puede ser incluso más importante, ya que la mayor parte del trabajo se realiza en equipo.

La IE de un grupo no es simplemente la suma de la de sus miembros. En cambio, proviene de las normas que apoyan la conciencia y la regulación de las emociones dentro y fuera del equipo. Estas normas fomentan la confianza, la identidad del grupo y la sensación de eficacia del grupo. Los miembros sienten que trabajan mejor juntos que individualmente.

Inteligencia emocional y empatía en el trabajo

Los artículos de Verywell Mind son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud mental. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

Amy Morin, LCSW, es la editora en jefe de Verywell Mind. También es psicoterapeuta, autora del bestseller "13 Things Mentally Strong People Don't Do" (13 cosas que no hacen las personas mentalmente fuertes) y presentadora del podcast The Verywell Mind.

  Preguntas de empresas a clientes

La inteligencia emocional, a veces denominada EQ ("emotional quotient"), se refiere a la capacidad de una persona para reconocer, comprender, gestionar y razonar con las emociones. Se trata de una capacidad fundamental en lo que respecta a la comunicación interpersonal, y un tema candente no sólo en la psicología, sino también en el mundo empresarial.

Los psicólogos Peter Salovey y John D. Mayer, dos de los principales investigadores del tema, definen la inteligencia emocional como la capacidad de reconocer y comprender las emociones en uno mismo y en los demás. Esta capacidad también implica utilizar esta comprensión emocional para tomar decisiones, resolver problemas y comunicarse con los demás.

Inteligencia emocional y trabajo en equipo

Las habilidades técnicas que te ayudaron a conseguir tu primer ascenso pueden no garantizar el siguiente. Si aspira a ocupar un puesto de liderazgo, hay un elemento emocional que debe tener en cuenta. Es lo que le ayuda a entrenar con éxito a los equipos, a gestionar el estrés, a dar retroalimentación y a colaborar con los demás.

La inteligencia emocional se define como la capacidad de comprender y gestionar las propias emociones, así como de reconocer e influir en las emociones de quienes te rodean. El término fue acuñado por primera vez en 1990 por los investigadores John Mayer y Peter Salovey, pero posteriormente fue popularizado por el psicólogo Daniel Goleman.

  Estilo de direccion de una empresa

Hace más de una década, Goleman destacó la importancia de la inteligencia emocional en el liderazgo, declarando a la Harvard Business Review: "Los líderes más eficaces se parecen en un aspecto crucial: Todos tienen un alto grado de lo que se ha dado en llamar inteligencia emocional. No es que el coeficiente intelectual y las habilidades técnicas sean irrelevantes. Sí importan, pero... son los requisitos de entrada a los puestos ejecutivos".

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad